Errores comunes y consejos a la hora de utilizar el cambio

En ocasiones, cuando empezamos a montar en bici, nos cuesta advertir el momento idóneo para cambiar.

Errores-comunes-y-consejos-a-la-hora-de-utilizar-el-cambio

En nuestros inicios con la bicicleta la falta de experiencia provoca que todos cometamos las mismas actuaciones: arrancar cuando el cambio está en desarrollos duros (plato grande, piñones pequeños); cuando vamos en marcha, no adaptar el desarrollo al terreno por el que estamos circulando, etc.; Abusar de combinaciones de plato grande y piñones pequeños que requieren un mayor aplique de fuerza sobre los pedales y, por tanto, mayor gasto físico, llamando antes a la fatiga...

Para afrontar con garantías una jornada en bicicleta sin que el juego con los cambios nos la estropee, conviene prestar atención a unos cuantos consejos básicos, pero muy útiles: 

1.    Cuando estés parado, arranca con piñones que te permitan hacer cómodo este gesto (plato pequeño, piñones grandes), una vez que estés ya en marcha adapta el desarrollo al terreno por el que transcurras.

2.    En cualquiera de los casos, hay que evitar aquella combinación en la que la cadena se encuentre cruzada en su posición plato-piñón, ya que en esta posición la cadena trabaja en sus extremos, su eficiencia deja de ser idónea y el desgaste que sufre tanto la cadena como los piñones es elevado, acortando la vida de éstos, con la consiguiente necesidad de un mayor mantenimiento.

3.    Es recomendable realizar el cambio de marcha cuando vas sentado. Por el contrario, si lo haces cuando vas de pie sobre los pedales existe el riesgo que no engrane bien la cadena y puedas sufrir una caída. Cuando nos ponemos de pie sobre los pedales se ejerce más fuerza y la tensión en la cadena es mayor, por lo que es muy probable que no cambie correctamente. Y recuerda que, el cambio de marchas se realiza de una en una.

 4.    Anticípate a realizar el cambio de marcha al terreno por el que ruedas. Es habitual en los inicios olvidar que tenemos que adaptar el desarrollo a la combinación recorrido-forma física, pero sigue siendo un factor determinante para nuestra eficiencia sobre la bicicleta.

5.    La cadena de la bicicleta requiere un mantenimiento: llévala limpia y engrasada correctamente. Para su correcta limpieza, no utilices productos corrosivos.

6.    Si notas que el cambio no responde correctamente, es probable que se haya desajustado, por lo que deberás solucionarlo lo antes posible. Ten en cuenta que estamos hablando de una parte fundamental de la bicicleta.

¡No te asustes! El uso de los desarrollos puede resultar en un primer momento algo complejo, pero se trata de entender su funcionamiento y práctica hasta que poco a poco lo automatizas. Además, cada ciclista y cada terreno requerirá de unos diferentes. 

 

 

 

PATROCINADOR

C/ Ferraz 16 - 5º Derecha
28008 | Madrid
Tel.: 915 40 08 41
info@rfec.com
press@rfec.com

2018

Uso de cookies

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.