Aprende a rodar (I): cadencia y desarrollo

En este primer capítulo hablaremos de la cadencia y el desarrollo, dos factores clave a la hora de rodar más cómodas por diferentes terrenos.

Aprende-a-rodar-I-cadencia-y-desarrollo

Cuando no sólo se trata de simplemente montar en bicicleta sino que queremos hacerlo de forma que podamos conseguir un buen rendimiento, hay aspectos básicos que debemos conocer como el desarrollo a utilizar, cadencia, o la simple posición sobre la bicicleta. Dominar estos factores hará que nuestros objetivos se cumplan.

Cabe recordar como primera premisa que debemos llevar la bici ajustada de una forma óptima a nosotros. Lo recomendado para un buen aprendizaje es rodar sobre un terreno llano, sin demasiados obstáculos, de modo que nos permita adquirir de una manera más cómoda todos los conocimientos para convertirnos en mejor ciclista.

Cadencia y desarrollo

Llamamos cadencia a las pedaladas que se dan por minuto (revoluciones por minuto). La cadencia ideal por tanto sería aquella en la que gastemos menos energía para desarrollar la misma potencia.

Como amplia norma general, se vienen dando como referencia entre 80 y 100 RPM, aunque a nivel usuario y, sobre todo en iniciación y a medida que el terreno se endurezca, nos resultará complicado, mejorando y alcanzando estas cotas según vayamos mejorando nuestra condición física. Para un nivel básico y de iniciación, por lo tanto, es recomendable usar un rango de 60-80RPM e intentar estar sobre ellas durante toda la sesión de entrenamiento, hablando ya de 80- 100 RPM en ciclistas experimentados y con una buena condición física.

Para elegir una buena cadencia de pedaleo es necesario hacer una buena elección del desarrollo (combinación plato y piñón); estas combinaciones hacen que el avance de la bicicleta varíe con un desarrollo u otro, pero también que para moverlo el esfuerzo físico necesario sea mayor o menor. Por lo tanto, para llevar una determinada cadencia hay que saber combinar bien el desarrollo y conseguir así una mayor eficiencia. Este pack de desarrollo y cadencia es necesario para que el ciclista pueda rodar correctamente.

Una ligera recomendación sería a nivel básico:

Plato grande – piñones pequeños para terrenos de bajada o llanos.

Plato mediano – piñones medianos para terrenos llanos o ligera subida (en caso de que tu bici disponga de 3 platos)

Plato pequeño – piñones grandes para subidas.

Cabe recordar que esto es orientativo y dependerá del ciclista, disciplina que practique y condición física.

El equilibrio entre cadencia y desarrollo se consigue con la práctica y la experiencia. Procura no llevar la cadena demasiado cruzada, éste es un buen indicador en el que fijarse en las primeras salidas en bicicleta.

PATROCINADOR

C/ Ferraz 16 - 5º Derecha
28008 | Madrid
Tel.: 915 40 08 41
info@rfec.com
press@rfec.com

2018

Uso de cookies

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.