Alejandra López y su historia con el ciclismo

Apasionada del ciclismo desde pequeña, Alejandra López retomó su relación con la bicicleta después de muchos años y, tras una dura lesión, volvió con más fuerza para ejercer ahora de líder Women in Bike.

Alejandra-Lopez-y-su-historia-con-el-ciclismo

Mi vida ciclista supongo que como la de la gran mayoría comienza en la infancia, cuando mis padres me compraron una "Torrot" roja, la cual tengo todavía. Más tarde llegaría la "BH", regalo de la primera comunión, que también conservo y con ella estuve hasta que con mis primeros ahorros me compre una MTB muy básica que a día hoy, cómo no, también conservo.

Me encanta el deporte y en mi época de esgrimista retomé la bici ya que una amiga del equipo me propuso hacer el Camino de Santiago con sus cuñados y amigos. ¡Ni me lo pensé! Dije “¡sí!, pero luego analicé: “Madre mía, si no monto en bici más de 20 kilómetros y el planning es hacer 70 km. diarios”. Pues allá que fui, y lo completé feliz, eso sí, fue duro, pero experiencia inolvidable como todas las que se experimentan cada vez que llegas a una meta o cumples un reto que te propones.

Para este viaje me compré otra MTB ya con suspensión y a la vuelta fue tal el entusiasmo con el que contaba al resto de compañeras de equipo la experiencia que me pidieron que las acompañara a recordar o empezar a montar en bici a su ritmo. De aquí surgió la organización de quedadas todos los fines de semana con las chicas de esgrima, y ya nos servía como entrenamiento, como unión, fomentando el espíritu de equipo… En esos momentos yo era la capitana del equipo; nos hicimos unas camisetas, hasta llegamos a ir al MTB de la Mujer en Cercedilla y me compre otra MTB ya ‘full equip’.

Luego llego un parón en esgrima por trabajo. Terminé dejándolo, intenté compaginarlo, pero a nivel competición requería muchas horas de las que no disponía. Empecé a correr y continué montando en bici, ya que puedes entrenar sola a cualquier hora. Me convertí en Forrest hasta que me rompí una vértebra y llegó un parón total. Un año completamente parada: los médicos me insistían en que no podría volver a correr ni a montar en bici de montaña, así que la vendí.

Tras un año de dura recuperación con la ayuda de dos grandes amigas, mi fisio y mi entrenadora, empecé con todo de nuevo poco a poco. Me puse a hacer marcha. ¿No se puede correr? Pues a marchar, ¿que no hay BTT? Pues volví a sacar a la flaca y a la carretera, y así empezó otra nueva etapa. Actualmente he vuelto a correr, a otro nivel, pero feliz igualmente, y en cuanto a la bici de montaña, me compré otra de doble suspensión y arreglado.

La gran afición a la flaca se la debo a otra grandísima amiga que un día me dijo: “¿por qué no te vienes mañana con mi club ciclista?” Y como a todo, dije “y ¿por qué no?”. Pasé un día genial, me arroparon por el carril, me enseñaron a ir en ‘grupetta’… Esa misma tarde me hice socia de su club. Hasta que un día esta misma amiga me hablo del proyecto Women In Bike. Me dijo “Ale, serías una gran líder; estas todo el día organizando quedadas con todo tipo de gente, viajes para ir a carreras juntas, buscando distancias para todas…”. Así que aquí estoy gracias a mis amigos que me apoyan incondicionalmente. ¡Gracias y más gracias!

Encantada de participar en este súper proyecto “Women In Bike” y poder compartir el ciclismo con otras mujeres.

Autora: Alejandra López

Todos los contenidos publicados en YOSOYCICLISTA están sujetos a derechos de autor y propiedad intelectual, de los cuales la RFEC, o sus colaboradores son los titulares. Queda prohibida la transmisión, cesión alteración, explotación, reproducción, distribución o comunicación publica sobre dichos contenidos sin la previa autorización expresa de la RFEC o de los titulares correspondientes, con la salvedad de aquellas circunstancias que vengan determinadas por exigencias legales o contractuales.

C/ Ferraz 16 - 5º Derecha
28008 | Madrid
Tel.: 915 40 08 41
info@rfec.com
press@rfec.com