El uso del cambio: sácale partido

El-uso-del-cambio-sacale-partido

El correcto uso del cambio va a permitirnos acelerar más cómodamente (ya sea cuando paramos o cuando vamos en marcha), subir esos desniveles que nos encontramos a menudo, ir en las zonas llanas con mayor comodidad, etc. Conseguiremos una pedalada más eficaz tanto a nivel mecánico (alargando la vida de nuestra cadena y el cambio), como a nivel físico de la ciclista, cuya musculatura y articulaciones sufrirán menos, evitando sobrecargas y posibles lesiones.

Dependiendo del tipo de bicicleta podemos encontrar diferentes combinaciones de desarrollo (en nuestro artículo “Quiero montar en bicicleta, pero no sé qué bicicleta comprar” se mencionan las características de las diferentes posibilidades en cuanto desarrollos).

El objetivo del cambio será permitir que podamos llevar la cadencia adecuada en cada momento. Hablamos de cadencia como el número de pedaladas por minuto (rpm). Se considera una cadencia adecuada en un nivel básico las 60- 80 rpm, mientras que si hablamos de un ciclista amateur-profesional esta será de 80-90 rpm, incluso mayores.

Las manetas del cambio. Como norma general, vienen ya situadas junto a las manetas de freno (ya sea mecánico o electrónico), al alcance de la mano en cualquier momento, lo que permite un manejo rápido y sencillo, correspondiendo a la maneta derecha el pulsador para el cambio de piñones traseros y en la maneta izquierda el correspondiente al cambio de los platos; tan solo aquellas bicicletas de montaña que disponen de un solo plato están exentas de ésta.

En algunos modelos de bicicleta de montaña puedes encontrar el cambio situado en los puños, de forma similar al acelerador de una moto.

Correcta utilización

Debemos saber que la combinación plato pequeño y piñón grande (el más próximo a los radios de la rueda) es la más suave o que menos fuerza requiere para moverlo; en esta combinación la distancia que recorre la bicicleta es menor, siendo de mayor utilidad en subidas pronunciadas, implicando un menor esfuerzo.

Por el contrario, la combinación plato grande-piñón pequeño proporcionará una mayor distancia recorrida por cada pedalada, y será mayormente utilizada en terreno con descenso o llano a altas velocidades (pero requiere de un mayor esfuerzo físico).

Por tanto, en el caso de las bicicletas de montaña con triple plato contaremos también con la combinación de plato mediano y piñones medianos, ideal para terrenos sinuosos, de ligero ascenso y descenso.

PATROCINADOR

C/ Ferraz 16 - 5º Derecha
28008 | Madrid
Tel.: 915 40 08 41
info@rfec.com
press@rfec.com