¿En MTB, rígida o doble suspensión?

Una pregunta mil veces repetida entre los amantes de la bicicleta de montaña y que tiene difícil respuesta. Analizamos pros y contras de una y otra para que puedas elegir con mayor confianza.

En-MTB-rigida-o-doble-suspension

Para muchos es el gran dilema: ¿cuántas veces nos hemos hecho esta pregunta buscando la bicicleta que mejor se adapte a nuestras necesidades? La pregunta sigue siendo tan pertinente como siempre y vamos a tratar de arrojar un poco de luz sobre esta discutida cuestión.

Rígida o Doble, ¿cuál es la mejor opción para el Cross-country?

Desde este artículo vamos a repasar los pros y los contras de una y otra bici, enfocadas ambas al XC.

La comparación la vamos a realizar sobre dos bicis de gama media-alta, con igualdad de periféricos y mucho en común, empezando por cuadros ligeros de fibra de carbono, rueda de 29” y neumáticos ligeros de rodadura rápida. Las dos tienen un recorrido de 100 mm. en las horquillas delanteras con un bloqueo. Efectivamente, una vez que llegas a la parte de atrás es cuando las diferencias son obvias, ya que encontramos el sistema de suspensión trasera para las dobles, donde podemos conseguir otros 100 mm. de recorrido.

Por supuesto, las carreras de XC lo son todo en cuanto a la eficiencia, y aquí es donde la rígida gana a lo grande, la fata de suspensión trasera significa que se transfiere cada pedalada de esfuerzo a la rueda trasera de manera directa sin “contaminación”. No tener pivote o un amortiguador trasero también implica que la rígida sea mas ligera, que puede marcar una diferencia real en cuanto al esfuerzo que necesitas para acelerar y subir. Menos peso significa siempre tener una bicicleta más rápida cuesta arriba. Esto es especialmente importante cuando nos enfrentamos con subidas cortas y con porcentajes elevados o ante la aceleración contundente en una carrera, aunque eso no quiere decir que la rígida sea siempre la ganadora a la hora de subir. 

La mayoría de las bicicletas de XC con suspensión total están equipadas con sistemas para bloquear la suspensión en cualquier situación, mejorando la escalada y la eficacia, convirtiéndola en una rígida o en una rígida completa cuando lo desees. Aunque sea inevitablemente más pesada, tener suspensión trasera es a menudo una gran ventaja en subidas técnicas difíciles, donde al aumentar la tracción evitaremos que la rueda trasera patine. Eso, a su vez, nos permitirá ejercer más energía en la parte delantera sin tener problemas de tracción en las ruedas. 

Damos por hecho que la más grande de las ventajas de la suspensión trasera es que te permite descender más rápido bajando fuerte en descensos accidentados y rocosos, rodando por donde tú quieras sin preocuparnos de dañar los neumáticos o perder el control. 

Una bicicleta de Cross-country con suspensión total es también mucho mas cómoda, y eso hace que se requiera menos esfuerzo para descender o subir rápidamente: reducción de la fatiga en carreras largas o de maratón. 

Obviamente, los profesionales del XC tendrán tanto una rígida como una doble para elegir en función del circuito, teniendo en cuenta la distancia, el formato de la carrera o el terreno.

Para carreras de maratón largas o vueltas de varios días la mayor comodidad de la doble suspensión a menudo ganará a la rígida a pesar de la ligereza de esta última, permitiendo que el ciclista se mantenga fresco y que recupere en secciones donde la rígida simplemente iría golpeando el terreno en lugar de pasándolo. 

Para carreras de circuitos XC la historia es similar, donde la desventaja del peso en una doble es superada por el superior control y capacidad en el descenso, sin embargo, para carreras de recorrido corto donde se trata de romper el pico de potencia, la rígida sigue siendo una importante aliada especialmente en terrenos más suaves ya que aquí no se puede vencer la inmediatez de la transferencia de potencia y la eficacia que ofrece una rígida.

Entonces, ¿cuál es la respuesta?

En este punto es cuando también debemos valorar el precio. Comparando por igual, una MTB rígida siempre será mas asequible que una MTB doble ya que tiene menos componentes y el cuadro es más fácil de fabricar, además, no tener amortiguador trasero significa menor mantenimiento.

En resumen:

Debes elegir una MTB rígida si:

- Quieres lo más ligero.

- Una bici lo más eficiente posible y que la comodidad sea un problema menor para ti.

- Si tus descensos y subidas son generalmente fáciles.

- Tienes un presupuesto más ajustado.

- Quieres menos costes de mantenimiento.

Debes elegir una MTB doble suspensión si:

- Quieres ir más cómodo con una bicicleta para rutas más largas, más adaptada para descensos.

- Las subidas y bajadas por donde ruedas son más abruptas o técnicas.

- El presupuesto es un problema menor.

Por supuesto, como en otras tantas cosas, en una Mountain Bike también importarán las preferencias personales basadas en la experiencia y las sensaciones.

Espero haber solucionado alguna de tus dudas para cuando vuelvas a pensar en esa eterna pregunta: ¿rígida o doble?

Autor: Javier Ramírez

 

Todos los contenidos publicados en YOSOYCICLISTA están sujetos a derechos de autor y propiedad intelectual, de los cuales la RFEC, o sus colaboradores son los titulares. Queda prohibida la transmisión, cesión alteración, explotación, reproducción, distribución o comunicación publica sobre dichos contenidos sin la previa autorización expresa de la RFEC o de los titulares correspondientes, con la salvedad de aquellas circunstancias que vengan determinadas por exigencias legales o contractuales.

PATROCINADOR

C/ Ferraz 16 - 5º Derecha
28008 | Madrid
Tel.: 915 40 08 41
info@rfec.com
press@rfec.com